Diseño Web Reus - Tel. 610901822 -

¿Qué son y qué importancia tienen las redirecciones 301?

Redireccionamiento 301
 

¿Qué son y qué importancia tienen las redirecciones 301?

Las redirecciones 301 se muestran como un recurso completamente indispensables para conseguir modificar, eliminar y consolidar páginas webs. Una redirección 301 tal como su propio nombre indica, consiste en redireccionar de forma permanente la URL de una web por otra nueva, consiguiendo que cuando un usuario vaya a acceder a tu web a través de la antigua URL, sea redireccionado directamente hacia la nueva sin tener que sufrir el famoso “error 404”.

La importancia de la redirección 301

La importancia de una redirección 301 está fuera de toda duda, ya que se muestra como la única posibilidad para conseguir redireccionar una página web de un modo permanente y conseguir pasar la prueba de los buscadores web. Utilizaremos el redireccionamiento 301 cuando realicemos labores de mantenimiento de nuestro web site, por ejemplo cuando queramos cambiar la url de una página, cambiar un directorio, cambiar todo el dominio, cuando exista problemas con contenido duplicado, url rotos o para establecer la versión canónica del site.

Existen otras posibilidades a la hora de realizar redirecciones, como las meta refresh, el Java Script o las redirecciones temporales 302, pero sin duda ninguna se acerca a las 301.

La clave de las 301 es que se trata de una redirección que consigue transmitir todo el valor que posee el enlace de la antigua página, algo indispensable si tenemos en cuenta que los buscadores prestan atención a la popularidad de una web en función de sus enlaces.

Con las redirecciones 301 automáticamente se elimina del índice a la antigua página y se incluye la nueva para que los buscadores puedan tenerla en cuenta cuanto antes. Además, se encarga de traspasar el valor de la anterior URL hacia la nueva. Son un gran aliado para el posicionamiento SEO.

¿Cómo hacerlas?

Realizar una redirección 301 es mucho más fácil de lo que puede parecer en un primer momento. Lo único que debes hacer es editar un archivo del servidos denominado “.htaccess, que es el que se encarga de controlar la configuración del servidor. Es el primer elemento que se carga al tratar de acceder un usuario trata de acceder a tu sitio web, en algunos casos incluso antes de que aparezca la página como tal. Lo podrás encontrar en la raíz de tu sitio web.

Eso sí, debes tener en cuenta que el archivo “.htaccess” es realmente sensible y desempeña un papel muy importante, por lo que debes tener mucho cuidado al editarlo, ya que cualquier mínimo error podría descolocar por completo tu página web.  Es recomendable realizar una copia de seguridad del archivo, por si las moscas (más vale prevenir, que lamentar).

Redirecciones en .htaccess

1. Accede al archivo .htaccess: Para acceder al archivo deberás conectarte a través de un sistema FTP a tu servidor y buscarlo hasta dar con él. Ten en cuenta que al tratarse de un archivo oculto, deberás habilitar la opción para visualizar todos los archivos. Una vez hayas dado con él, abre el archivo con cualquier editor de texto.

2. Edítalo: Lo siguiente será editar el archivo debidamente.

3. Guarda: una vez hayas realizado las correspondientes modificaciones, guárdalo de nuevo con la codificación ANSI para asegurarte de que no aparecerá ningún error.

Toma precauciones, evita errores al editar .htaccess

Hay que tener sumo cuidado a la hora de editar el archivo ya que un cambio mal realizado pude provocar un verdadero desastre en nuestra web. Así que toma precauciones y haz una copia de seguridad por si las moscas (más vale prevenir, que lamentar).

¿Cuánto tiempo se deben mantener?

Aunque las redirecciones 301 son de carácter permanente y no deberían por qué modificarse en ningún momento, sabemos que es realmente complicado mantener una redirección durante un tiempo ilimitado. Pero en cualquier caso, es muy importante que dicha redirección se mantenga activa al menos durante un año, ya que los buscadores tardan entre 6 y 12 meses en reconocer una nueva dirección.

En caso de que elimines la redirección antes de que los buscadores hayan reconocido la nueva URL, corres el riesgo de que todas las páginas que estuvieran enlazadas caigan al “error 404”. Para que esto no te ocurra, te recomendamos que avises a aquellos sitios de referencia para que realicen la actualización de los enlaces salientes hacia tus páginas y que mantengas las redirecciones activas durante el máximo tiempo posible, nunca menos de un año.

En definitiva, el redireccionamiento 301 es fundamental para aportar valor a tu nueva página web y para conseguir que le lleguen las visitas. Préstales la atención necesaria y realiza las redirecciones que sean necesarias y disfruta de una mejor optimización del SEO on Page tu sitio web.

Redirecciona tu sitio web y disfruta de múltiples ventajas

Tags: